Suscríbete

01 noviembre, 2009

Radiografía no autorizada: Virginia Woolf


«La vida misma, cada momento de ella, cada gota de ella, aquí en este instante, ahora, en el Sol, en Regent's Park, fue suficiente, de hecho, demasiado.»

(WOOLF: La señora Dalloway)


* manuscript of Woolf's Mrs. Dalloway





¿Qué es lo que define a un ser humano excepcional?

¿Será su origen?

¿La ralea de su apellido?

Su tragedia...

Su código genético; su honor...


Hay muchas respuestas posibles. Nunca sabremos con exactitud qué define una mente brillante, habiendo estudiado a las grandes figuras de la Historia, en particular, de la Literatura; cuando se trata de literatas(os), no hay fórmula que nos prevenga de su luminiscencia –ya sea salvaje (Rimbaud), castrense (Hemingway), mediocre (Kafka), sórdida (Wilde) o sosegada (Proust). Pero, al mencionar a éstos, surge algo curioso: son todos hombres. Hubo mujeres escritoras. Las hay quienes vivieron para la inmortalidad y murieron en la gloria. Quiero hablar de una de ellas, aquélla que constituye el Faro más elevado de la Literatura Universal. La nombro: Virginia Woolf.


"Como mujer no pertenezco a ningún país. Como mujer mi país es el mundo" (Woolf)


Monstruosamente adelantada a su época, en Una habitación propia (1929), Woolf problematiza la condición social de la mujer de su tiempo. “Si va a dedicarse a la literatura, una mujer necesita una habitación propia, ser independiente económicamente…”, dice, "Como mujer no pertenezco a ningún país. Como mujer mi país es el mundo”. En esta obra (A room of one’s own), describe explícitamente la naturaleza del género femenino. Su universalidad.



Virginia Stephen





Hogar: Londres

En 1882 –año en que muere Charles Darwin– nace Virginia, un 25 de enero, fecha para celebrar. Crece entre libros y poesía; su padre, sir Leslie Stephen era crítico literario, autor del diccionario nacional de biografías; su madre, Julia Jackson Duckworth, procedía de una familia de escritores. Su niñez transcurrió en Hyde Park Gate; fue educada en casa. A los 10 años creó un boletín llamado The Hyde Park news que circulaba sólo entre parientes cercanos, los mismos que la apodaron cariñosamente 'la cabra' (the goat). Se dedicó a la Literatura toda su vida. Sufría de ataques nerviosos; intentó suicidarse en dos ocasiones.

Al cumplir los veintidós años acudían a su casa intelectuales destacados de la época: Duncan Grant, Lytton Strachey, Maynard Keynes, Roger Fry, Leonard Woolf, Desmond McCarthy, Clive Bell. El legendario grupo Bloomsbury. En estas tertulias se discutían diversos temas, desde Arte y Literatura hasta Filosofía y Política. Es aquí donde Virginia y su hermana Vanessa conocerían a sus futuros compañeros, casándose con Leonard Woolf y Clive Bell, respectivamente.




Vanessa Stephen





Su obra

En Las Olas (1931), se desliza como firmamento sobre estrellas a través de la prosa poética, exudando pensamientos y emociones de personajes tan complejos como fascinantes en su naturaleza intrincada, trivial, extraña: Humana.

La crítica considera a "Orlando" y "Al Faro" como obras cumbres de su genio narrativo.

Forman parte de la constelación Woolf:

Fin de Viaje (1915)
Noche y día (1919)
El cuarto de Jacob (1922)
La Sra. Dalloway (1925)
Al faro (1927)
Orlando (1928)
Una habitación Propia (1929)
Flush (1933)


Todas ellas publicadas en la editorial que fundaría con Leonard en 1917, Hogarth Press.


Para entender la magnitud una escritora o escritor es necesario conocer aspectos determinantes de su vida. Algo que no he mencionado y es sumamente relevante, es que fue abusada sexualmente por su medio hermano George Duckworth cuando era una adolescente. Ésta fue la causa de sus depresiones intensas, que luego le originarían la Condición Bipolar y subsiguientemente, la muerte.

Virginia Stephen murió a los 59 años de edad ahogada por su propia mano bajo las aguas aterciopeladas del río Ouse, en el pueblo de Rodmell, Sussex (Inglaterra). Colocó piedras en sus bolsillos para no sucumbir a la tentación de subir a la superficie a tomar aire. (Karina Luz, 2009)

3 comentarios:

Carolina dijo...

after reading the biography, I 'm seriously thinking of buying one of those Virginia's books...thanks for putting the seed !

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mary dijo...

Es una pena que las grandes artistas de nuestra historia se haya visto rodeadas, una y otra vez, por la tragedia.

un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...