Suscríbete

07 enero, 2010

Mariposa Azul*








Un día un humano le habló.

–¿De qué huyes? –pregunta el extraño.
–¿No te dan ganas de dormir todo el día?
–Sí, pero no huyo.













Se imagina a sí misma con unas botas descomunales y negras, de tacón alto. Pero eso sería inútil, fantasioso.














–No me vuelvas a rozar, carajo.
–¿Yo?
–Sí, tú, bestia.












Calzó las zapatillas enormes, las usó como nunca el jueves por la noche.

Nací con alas incrustadas en la espalda, pero ya me iré acomodando. Ya me iré acomodando, ya me iré acomodando…












Después se levantará de la silla verde, caminará hasta el excusado, dirá que la lluvia debiera caer desde abajo; se desvestirá mientras canta, clavará sus ojos en la ventana. Añorará verse correr a Su lado por las pistas nocturnas de una ciudad anochecida. (Karina Luz, 2009)














---
*«Caminen mientras estoy con ustedes.» (Juan 12:35)


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...