Suscríbete

05 marzo, 2010

Alaska

Alexander Supertramp* desafió el designio genético que te convierte en herramienta societal. O más explícitamente, se fue lejos para no tener que volver. Pero, ¿para qué volver?, nadie se ha ido. Y el mundo es una manzana sin corazón. Así que, no vuelvan jamás todos los Alexander Supertramps del mundo. Quédense en su ciudad, sin tratar de construir puentes o alfabetos nuevos. Quédense en sus avenidas sin transitar, en sus árboles de felpa demasiado grandes para encajar un burro. Quédense en casa, no vuelvan jamás.








-----------------------------------------------------

3 comentarios:

José dijo...

Siempre vi a Alaska como un lugar muy frio!. pero en este cafe todo es muy calido!

Andri Alba dijo...

Y tanto, José. De verdad, eh? Cómo escribe esta Karina (en este pedacito quería decir unas palabrotas, pero no sé si este sitio es "Rated PG"...No quiero faltar a nadie. Aunque ya he faltao. Dije que me sentiría libre de expresarme en esta casa, y al final los prejuicios me han podido. De menuda libertad presumo...de verdad, eh?...vergüenza de mi!). Me estoy enamorando de ella, jajajajaja. Hey, que es un decir! Sin discriminar a nadie, soy hetero.

Café Sideral dijo...

JA JA JA, pasaré a visitarte querida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...