Suscríbete

14 febrero, 2013

LA NOCHE ANCESTRAL


I

En este instante, vivo mi eternidad a gotas, acostada sobre la noche, con agujeros de noche sobre la espalda; con esperanza, inquebrantable, sosegada. 

Te pienso hombre-roca sostenido por el fulgor de unos ojos-océano, cuya soledad es tan vasta como mi desierto, cuyos deseos pernoctan escondidos bajo un árbol secreto, el mismo que anhelo cada vez que veo tus ramas. 

Hombre-árbol indestructible, con tronco firme y manos suaves, de blanca piel y áureos cabellos, con rostro fiero y nariz de acero; hermosa colina de hierba es tu cuerpo. La sonrisa, como de luna llena; los pómulos, como las esquinas de la noche; el vientre, como triángulos de fuego; la sangre, como dos perlas que lloran a cántaros el éxtasis de vivir bajo tu piel. Tu nombre, música para el ocaso




II 



Me quito el rostro, el nombre

Para visualizar el tuyo.

El vaso de mi cuerpo monocromático

Llena sus franjas resecas

Con el sonido de tu voz imposible

“Nuestro amor es una tarea imposible”, palabras de la Noche Ancestral

Aún, quisiera caer en ti.



Y no sabrán que te amé

Y no preguntarán

Porque mi reino se limita al Imperio del Silencio

Me gusta dormir con los brazos abiertos

Quizás entonces podría alzar vuelo

Y agonizar en la orilla de mi muerte.





En algún lugar

Me piensas

Preguntándote

Si existo



Ahora he cerrado los ojos

Amo la soledad que me embarga

En otra vida, te reflejaría

Océano-hembra-océano



¿Qué vas a hacer esta noche-día?

Con suerte, te veré en el mismo sueño.




T-19.01.2013 
K.L.B.S. 



«Sólo se ama lo que no se posee totalmente» (M. Proust)
«El amor que no se concreta es el más duradero» (A.Q.)

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...